¿Tienes un dolor en la boca? Averigua por qué estás buscando ayuda

Boca


Casi todo el mundo ha tenido algún tipo de dolor en la boca, y este es un problema común a lo largo de sus vidas. Tales lesiones pueden aparecer en cualquiera de los tejidos blandos de la región, incluyendo los labios, las mejillas, las encías, la lengua, el suelo y el paladar. Las heridas también pueden desarrollarse en el comienzo del esófago, el tubo que lleva al estómago.

Si usted está sufriendo este problema y tiene dudas sobre si debe o no buscar ayuda, ¡lea este post! En él, explicamos un poco sobre las llagas en la boca, sus causas y cómo cuidarlas y también mostramos por qué es importante tratarlas. ¡Que tengas una buena lectura!

Síntomas de las llagas en la boca


En la mayoría de los casos, las llagas en la boca causan enrojecimiento, hinchazón y dolor, especialmente cuando algo toca la región. También generan una sensación de ardor u hormigueo alrededor de la zona afectada. Según el tamaño, la gravedad y la ubicación, dificultan la comida, la bebida, la deglución, la conversación o incluso la respiración. Las heridas también pueden desarrollar ampollas, manchas y hemorragias.

En caso de complicaciones o en situaciones más graves, pueden surgir los siguientes síntomas:

  • lesiones de más de 1 centímetro de diámetro;
  • brotes frecuentes de llagas en la boca;
  • erupciones en la piel;
  • dolor de las articulaciones;
  • fiebre;
  • diarrea.

Causas de las heridas


Diferentes condiciones pueden causar llagas en la boca, desde lesiones por el uso de aparatos fijos hasta ciertas enfermedades. ¡Conozca algunas de las posibles causas!

Herpes


Aparece con una ampolla roja, dolorosa y llena de líquido cerca de los labios. La zona afectada suele sentir hormigueo o quemaduras antes de que la herida se haga visible. Los brotes también pueden ir acompañados de síntomas leves similares a los de la gripe, como fiebre baja, dolores corporales e inflamación de los ganglios linfáticos.

Aftas


Muy conocidas, las aftas son pequeñas úlceras dolorosas, de forma ovalada, que suelen aparecer en el interior de la boca, siendo de color rojo, blanco o amarillento. Generalmente son inofensivas y se curan solas en pocas semanas.

Sin embargo, las úlceras recurrentes pueden ser un signo de otras enfermedades, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, la deficiencia de vitaminas y el VIH.

Estomatitis herpética


La estomatitis herpética es una infección común, a menudo vista en niños. Produce heridas en las encías o en el interior de las mejillas. Al igual que las aftas, son grisáceas o amarillentas en el exterior y rojas en el centro.

También causa síntomas leves, parecidos a los de la gripe. Puede llevar a un exceso de saliva, mal aliento y dolor al masticar.

Candidiasis oral


Forma pequeñas úlceras dolorosas, de forma ovalada, dentro de la boca, de color rojo, blanco o amarillo. Afecta principalmente a las personas con un sistema inmunológico debilitado o con riesgo de crecimiento de hongos, como el uso de prótesis dentales y la higiene bucal.

Las úlceras recurrentes pueden ser un signo de otras enfermedades como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, la deficiencia de vitaminas y el VIH.

Enfermedad de manos, pies y boca


Es una enfermedad contagiosa que suele afectar a los niños menores de 5 años. Sus síntomas incluyen ampollas rojas y dolorosas en la boca, la lengua y las encías. También se producen manchas rojas planas o elevadas en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Pueden aparecer parches en las nalgas o en el área genital.

Gingivitis


Cuando la goma se enciende, las bacterias de la placa se acumulan en la región. La gingivitis es una de las principales enfermedades de las encías. Los síntomas incluyen enrojecimiento, hinchazón y sangrado.

La higiene oral adecuada puede ayudar a prevenir la enfermedad periodontal. El cigarrillo, la mala dieta y el estrés tienden a empeorar la situación.

Liquen plano oral


El liquen plano es una enfermedad inflamatoria que causa la aparición de lesiones blancas o rojas. Se desconoce la causa, pero por lo general no necesita tratamiento. En caso de dolor o úlceras puede ser tratado con medicación oral y tópica.

Leucoplaquia


La leucoplasia causa placas blancas y gruesas en la lengua y en el revestimiento de la boca que pueden estar levantadas, duras o gruesas. Se ve más comúnmente en los fumadores.

Por lo general, se trata de un problema inofensivo, que desaparece por sí solo; sin embargo, los casos más graves pueden estar relacionados con el cáncer oral. Un buen cuidado dental puede evaluar y ayudar a prevenir las recurrencias.

Lengua negra


Esta condición indolora ocurre cuando las pequeñas elevaciones de la lengua crecen y las bacterias que viven en la boca se atascan, dejando el sitio negro y a veces con aspecto de pelo. Entre las causas se encuentran el uso de antibióticos, la falta de higiene bucal, el tabaquismo, el consumo excesivo de té o café o la insuficiente producción de saliva.

El cepillado correcto y el uso de un raspador de lengua suelen ser todo lo que se necesita para tratarlo, aunque a veces es necesario tomar medicamentos.

Cáncer de boca


Este cáncer afecta a cualquier parte de la boca o la cavidad oral, incluyendo los labios, las mejillas, los dientes, las encías, la parte delantera de la lengua, el techo y el suelo de la boca. Los principales signos son las úlceras - manchas blancas o rojas - que no se curan. La pérdida de peso, el sangrado de las encías, el dolor de oídos y la inflamación de los ganglios linfáticos del cuello son otros síntomas.

Las causas pueden incluir el tabaquismo, el exceso de alcohol, la sobreexposición al sol y los antecedentes familiares. También se ha asociado con el virus del papiloma humano, o VPH. La detección temprana del cáncer oral es tratable y generalmente curable.

Cómo cuidar


Las pequeñas heridas suelen desaparecer en 10 a 14 días, pero pueden durar hasta 4 semanas. Algunas soluciones caseras sencillas ayudan a reducir el dolor y a acelerar el proceso de curación, como:

  • evitar los alimentos calientes, picantes, salados, cítricos y con alto contenido de azúcar;
  • evitar tocar o apretar heridas y ampollas;
  • aplicar una fina pasta de bicarbonato de sodio y agua;
  • evitar el tabaco y el alcohol.

Importancia de la búsqueda de ayuda

Normalmente, por nosotros mismos, podemos identificar una herida en la boca. Sin embargo, cuando visite a un dentista de confianza, éste hará una evaluación detallada y, si es necesario, prescribirá medicamentos para el dolor o antiinflamatorios. 

Durante la visita, el profesional realizará un examen completo de su boca, lengua y labios. Si las lesiones se deben a una infección viral, bacteriana o fúngica, después del diagnóstico, que puede o no depender de las pruebas, dará recomendaciones para tratar el problema.

Como han visto, hay muchas causas para las llagas en la boca. Cuando aparecen, suelen ser dolorosas y pueden dificultar las actividades cotidianas como el cepillado de los dientes y la alimentación. Afortunadamente, la mayoría de las veces desaparecen por sí mismos, pero es posible que requieran tratamiento médico.

¿Te ha gustado el post? También lee nuestro texto sobre la salud de los dientes y cómo afecta a la salud general del cuerpo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lente de contacto dental: Lo que es y cómo funciona

Bruxismo: ¿Qué es? Causas y tratamientos

Prótesis dentales: qué son, tipos de prótesis, cuidados principales y cómo puede ayudar a tu sonrisa

Dispositivo fijo transparente y alineador invisible: ver las principales ventajas y cómo mantener cada una de ellas

¿Qué son las dentaduras (postizas)?

Muelas del juicio: Remoción, mitos y verdades

La caída de los dientes de leche: ¿qué cuidados se necesitan en ese momento?

Caries en los dientes

Tratamiento de canal: ¿Qué es? ¿Duele? ¿Cuál es el precio? ¿Cuáles son las ventajas? ¡Vea todo lo que necesita saber sobre el procedimiento!

¿Cómo funciona el blanqueamiento dental?